Beneficios

Mejor gestión de los recursos humanos

La competencia entre empresas en el ámbito global, es tal, que es imprescindible movilizar al máximo el talento disponible. Y las mujeres representan, por lo menos el 50% del talento potencial. La discriminación contra ellas representa por lo tanto, un despilfarro de talento. Por otra parte, cada vez se habla más de diversidad en las empresas y en este sentido es hora ya de incorporar también a los hombres en este debate. La opinión más diversa y plural en el diseño de programas acciones y estrategias de igualdad y diversidad es urgente. Solo así, tendremos empresas realmente “inclusivas” y caminar por la carretera adecuada nos asegurará el éxito sostenible.

La igualdad no sólo justicia, es eficiencia económica

El hecho de que haya más mujeres en la dirección de las organizaciones no es sólo una cuestión de justicia social, sino, fundamentalmente, una cuestión de mayor eficiencia económica. Éste es un hecho que ahora se observa más abiertamente como consecuencia de la movilización de personas cualificadas a escala mundial. El avance es lento, pero las cifras no dan lugar a dudas.

Así, diversos estudios subrayan que la próxima revolución económica consistirá en entender el rol de las mujeres en la empresa y en los mercados desde el punto de vista de: Su capacidad de influencia en las decisiones de compra.(como consumidoras). Su aportación de una forma distinta de crear, dirigir ,liderar y desarrollar proyectos empresariales (como directivas y empresarias).

RSG: ¿Qué sabes de la Responsabilidad Social de Género?

Las empresas tienen claro qué es la RSC, pero dentro de sus ejes, muchas veces olvidan el género. Deben crear las condiciones para un trabajo más sostenible y en el que el género, sea materia prioritaria. Por eso hablamos de RSCG. Esta perspectiva, hace que sean compatibles el empleo y la vida personal y familiar, es bueno para las mujeres, pero también para los hombres que tienen nuevos paradigmas..
Algunas de esas fórmulas: menos reuniones presenciales, mejores herramientas, formas de valoración del trabajo más racionales, gestión por objetivos…
Lo que es bueno para las mujeres, lo es también para los hombres y para una sociedad plural.

De la Conciliación a la Corresponsabilidad

Es imprescindible que la conciliación se transforme en corresponsabilidad, un término, casi una filosofía de vida necesaria para el equilibrio de las mujeres y los hombres de la sociedad actual.
En otro momento histórico fue posible establecer políticas diferenciales para que las mujeres cuidaran de los hijos por un tiempo sin perder totalmente su inserción laboral. Pero en el mundo actual, mercados de trabajo desregularizados y flexibles y en un contexto de crisis económica, incidir en políticas de igualdad “sólo para las mujeres” es costoso e ineficaz.