La Igualdad de Oportunidades no debe ser vista como una imposición legal, ni considerarla únicamente como un asunto de Justicia Social: constituye un elemento imprescindible para una empresa moderna, que optimiza sus recursos y apuesta por nuevas formas de gestión favoreciendo al mismo tiempo a su plantilla y a la propia organización.

El principal recurso con el que cuentan las empresas es el humano. La rentabilidad del potencial humano de cada empresa dependerá de las condiciones que estas les oferten, una plantilla productiva es una plantilla motivada, formada, valorada y libre de sexismo y discriminación.

Las empresas que invierten en el respeto y la adopción de medidas de Igualdad de Oportunidades consiguen importantes beneficios:

•                    Incremento de la productividad.

•                    Retención del talento.

•                    Mejora del clima laboral.

•                    Mejora de la imagen externa.

•                    Preparación para el futuro.

“Las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral.”

(Capítulo III. Art.45 Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad Efectiva de Mujeres)

 

·>>>> DIVERSIDAD >>>> ·>>>> TALENTO FEMENINO >>>>>·>>> BENEFICIOS


..

Documento sin título