El debate sobre la participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones no es una cuestión novedosa, es objeto de reflexión desde hace varias décadas. El papel de las mujeres en la sociedad de principios del siglo XXI es, muy diferente del que jugaban, tan sólo 20 años atrás. Su presencia y participación en los más variados ámbitos sociales, culturales, políticos y económicos, se ha elevado hasta alcanzar cotas si no igualitarias, si, al menos representativas de un avance importante.

Las mujeres tienen el deber de participar, de aportar diferentes puntos de vista y opiniones. No es una reivindicación. Se trata cada vez más, de una obligación. No es posible comprender el desarrollo de una sociedad sin contar con la plena participación de las mujeres. Por tanto, no puede existir desarrollo, sin igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres. La progresiva ausencia de mujeres a medida que asciende la esfera de poder es una evidencia que ha llevado a desarrollar términos como techo de cristal y suelo pegajoso que describen estas situaciones.

Para las empresas de mañana lo que cuenta es el TALENTO.

El porcentaje de mujeres líderes varía según el país europeo, en España apenas alcanzamos el 15%. Para conseguir los objetivos económicos  Europa 2020 de un crecimiento inteligente, sostenible e incluyente, deberían utilizarse de manera más eficiente el potencial y el talento de las mujeres.


Gender Capital ofrece  asesoramiento y desarrollo de actividades de sensibilización  y formación específica para equipos de trabajo que quieran impulsar y visibilizar el papel de las mujeres en puesto de responsabilidad y toma de decisiones.

 

·>>>> DIVERSIDAD >>>> ·>>>> TALENTO FEMENINO >>>>>·>>> BENEFICIOS


..

Documento sin título